logo calmatel
10 errores comunes en el gimnasio que pueden salirte muy caros
Deporte y salud

10 errores comunes en el gimnasio que pueden salirte muy caros

16 diciembre 2020

Los gimnasios son una alternativa muy demandada en nuestra sociedad para mantenerse activos y realizar ejercicio de forma controlada y segura, ya que disponemos de profesionales encargados de orientarnos y guiar nuestra actividad. Generalmente ofrecen clases colectivas dirigidas, espacios para el trabajo en solitario mediante máquinas, pesas o sin material, y en ocasiones instalaciones para la práctica de deportes como la natación, el pádel, etc.

Estos locales habilitados para la práctica de la actividad física están totalmente acondicionados para ser seguros para nuestra salud, pero muchas veces es el propio usuario el que comete algunos errores comunes en el gimnasio que pueden ser perjudiciales o aumentar el riesgo de lesión. Por esto es importante, en caso de duda o al empezar nuevas actividades, consultar con el entrenador de sala o el fisioterapeuta. De esta forma, aprendemos a realizar correctamente los diferentes ejercicios o los adaptamos a nuestra condición particular.

¿Cuáles son los 10 errores más comunes en el gimnasio?

  1. Mala técnica. Como ya hemos dicho, muchas veces el fallo está en la mala ejecución de los ejercicios que realizamos. Una inclinación excesiva, una hiperextensión cervical, un ángulo inadecuado o una mala postura puede ocasionarnos molestias, e incluso lesionarnos. Si no estamos seguros de cómo realizar nuestro entrenamiento, mejor consultar con los entrenadores de sala para que nos enseñen y corrijan.
  2. Falta de adaptación personalizada. Uno de los grandes problemas de realizar actividad física sin supervisión, sobre todo en personas que padecen alguna patología asociada, es no adaptar la actividad a tus necesidades personales. Por desconocimiento, puedes estar realizando abdominales tradicionales con la técnica perfecta mientras tienes una hernia discal, estando totalmente contraindicado en estos casos. La mejor solución es acudir al fisioterapeuta antes de realizar actividades nuevas, o en caso de que aparezcan molestias asociadas, ya que podrá valorar tu caso y darte las indicaciones o adaptaciones adecuadas para ti.
  3. Exceso o escasez en la intensidad y frecuencia de los entrenamientos. Si no conocemos los principios básicos de la actividad física y el deporte, es muy probable que basemos nuestros entrenamientos en rutinas estándar, creadas para cubrir las necesidades de una gran parte de la población. Si deseamos sacar el mayor rendimiento posible a nuestras horas de gimnasio, o reducir el riesgo de excedernos en la demanda de ejercicio, lo ideal es disponer de un entrenador personal que nos paute una rutina personalizada, y que la evalúe y modifique según los resultados que vayamos obteniendo.
  4. Insuficiente o nula preparación para la actividad y la recuperación. Es habitual encontrarse en los gimnasios a personas que llegan, realizan su rutina de ejercicios o su deporte, y se van sin realizar una preparación adecuada. También es muy importante dedicar unos minutos para la recuperación o vuelta a la calma, ayudando a nuestro cuerpo a restablecer sus funciones.
  5. Hidratación y alimentación inadecuadas. Nuestro cuerpo necesita nutrientes, energía e hidratación suficientes para la actividad física que vayamos a realizar. También tendremos que aportar los elementos adecuados para nutrir nuestro cuerpo al finalizar el ejercicio, siempre en función del gasto que hayamos tenido y del tipo de ejercicio realizado. Seguir una dieta adaptada en cada momento nos ayudará a mejorar el rendimiento y a evitar complicaciones. Un nutricionista es el aliado ideal para orientarnos y enseñarnos todo lo que debemos saber, adaptando nuestra dieta de forma personalizada.
  6. Ropa inadecuada. Hoy en día existe una gran variedad de ropa deportiva, desde las prendas más técnicas, específicas y caras, hasta las estándar fabricadas para públicos amplios y generalmente más económicas. Es interesante, si realizamos ejercicio de forma regular, ir adquiriendo ropa que nos permita realizar ejercicio de forma adecuada, transpirable, adaptada a nuestra actividad, etc. No solo sirven para mejorar nuestro confort, sino también para el rendimiento y la seguridad, como por ejemplo usar unas zapatillas con calas para hacer spinning en vez de unas normales.
  7. Falta de planificación. Organizar de antemano nuestros entrenamientos, sabiendo las actividades que vamos a realizar en cada momento, nos ayudará a aprovechar mejor nuestro tiempo y cometer errores comunes en el gimnasio.
  8. Distraernos en exceso. Acudir al gimnasio para realizar actividad física es también una excelente manera de socializar, ya que es casi inevitable no entablar conversaciones con compañeros de clase o de sala. Muchas personas acuden directamente en parejas o grupos, para hacer más ameno el tiempo de trabajo. Esto es muy saludable, pero si no lo controlamos puede causar distracciones excesivas durante el ejercicio, disminuyendo el rendimiento e incluso aumentando el riesgo de lesiones.
  9. No fijarnos objetivos concretos. Es importante adaptar la actividad física a nuestras circunstancias, y estas cambian bastante más a menudo de lo que nos creemos. No es lo mismo entrenar para una carrera que estar en periodo de pausa competitiva, ni estar embarazada o en periodo posparto. Tampoco es lo mismo haber dormido muy poco una semana, que sea verano o invierno, o entrenar por la mañana o por la tarde. Cada circunstancia hará imprescindible que adaptemos nuestros objetivos diarios o a corto y medio plazo, mejorando así el rendimiento y el impacto de la actividad realizada.
  10. No escuchar a nuestro cuerpo. La aparición de dolor, la sensación de sobrecarga, la fatiga inusual, los mareos, etc., no son más que signos de alarma que presenta nuestro cuerpo cuando algo no va bien. Es muy importante estar atentos a esos pequeños cambios que podemos sufrir en un momento dado y consultar con un médico o fisioterapeuta ante la mínima duda.

Existen numerosos profesionales que nos pueden orientar y guiar en la práctica deportiva, no tengas miedo o vergüenza a consultar en caso de necesidad.

Paula Aranda – Fisioterapeuta
N.º COLEGIADA 2385

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes consultar aquí nuestras Condiciones de Uso y Política de Privacidad

¿Quién es el responsable del tratamiento de los datos que nos proporcionas?

La entidad legal que recaba y trata tus datos como responsable del tratamiento es Almirall, S.A. Puedes encontrar más información sobre nosotros en https://www.almirall.es/es/.

¿Qué tipo de datos personales tratamos?

Tratamos los datos personales que nos proporciones durante el proceso de registro y también otra información personal que recabamos del uso de la plataforma, desde el punto de vista técnico, y también a través de las cookies.

¿Para qué finalidades tratamos tus datos?

Utilizaremos tus datos para facilitarte el uso de Calmatel.com y proporcionarte los servicios contenidos en esta plataforma (incluyendo comunicaciones electrónicas como por ejemplo nuestra newsletter que destaca los contenidos de Calmatel.com; (ii) mantenerte al día de otras novedades, actividades, productos y servicios de Almirall que pueda resultar de tu interés, a través de cualquier canal y, en su caso (iii) proporcionarte los contenidos y descargas que sean de tu interés.

¿Qué base legal nos legitima a tratar tus datos?

Nuestra legitimidad se basa en tu consentimiento específico y nuestro interés legítimo.

¿Durante cuánto tiempo vamos a guardar tus datos personales?

Tus datos personales serán almacenados y tratados hasta la más cercana de las siguientes fechas: la fecha en que nos solicites borrar tus datos y cancelar tu cuenta o bien hasta la fecha en la que Almirall deba cumplir con cualquier ley que resulte de aplicación en relación con el servicio prestado a través de Calmatel.com.

¿Vamos a compartir tus datos?

Tus datos no se compartirán con terceros que no sean los proveedores que nos ayudan a proporcionarte el uso de este Site.

¿Cuáles son tus derechos como interesado y cómo puedes ejercerlos?

El ejercicio de los derechos que previstos en el Reglamento General de Protección de Datos y demás legislación local aplicable será de aplicación de conformidad con las particularidades técnicas y organizativas del tratamiento de datos correspondiente.

Información adicional

Para más información, relacionada con la Privacidad y la Protección de Datos, clica aquí.

Indica tus datos para acceder a estos consejos y herramientas:

O mediante tu cuenta de facebook: