logo calmatel
¿Por qué se produce una torcedura de tobillo?
Dolores musculares

¿Por qué se produce una torcedura de tobillo?

26 agosto 2020

Una torcedura de tobillo es un estiramiento repentino al que se ve sometida una articulación, ya sea por un traspié o por un movimiento brusco de sobrecarga. Si al llegar a su amplitud máxima, los tejidos blandos no se distienden o rompen, o no se produce luxación de los huesos que la forman, podemos decir que la torcedura no tendrá mayor complicación.

Lo más habitual es que nuestro cuerpo sea capaz de soportar las torceduras de tobillo y de cualquier tipo, pero en ocasiones, las articulaciones sufren un excesivo estiramiento y se pueden producir determinadas lesiones.

¿Qué lesiones puede causar una torcedura?

La consecuencia más habitual de una torcedura es el esguince, producido por una elongación de las fibras de los ligamentos que protegen y mantienen estables las articulaciones. Cuando estos cordones de tejido conectivo fibroso se estiran demasiado, sus fibras se lesionan, y su grado de afectación dependerá del alcance de la lesión.

  • Grado I: elongación o distensión del ligamento sin lesión macroscópica. Generalmente no aparece hematoma o es de pequeño tamaño. Su pronóstico es bueno.
  • Grado II: rotura parcial de las fibras del ligamento, en ocasiones con afectación de la cápsula articular.
  • Grado III: rotura completa de uno o varios ligamentos de una articulación, y generalmente también de la cápsula articular. A veces va acompañado de fisuras o fracturas óseas.

Cuando dos o más huesos de la articulación que ha sufrido una torcedura quedan desplazados parcial o totalmente de su lugar fisiológico, se llama subluxación o luxación. Suele ir acompañada de afectación de los ligamentos, produciéndose esguinces paralelamente, pero no siempre es así. Si los ligamentos son muy laxos, la articulación se puede luxar sin que exista lesión tisular.

En el caso de las torceduras de tobillo, también es importante consultar al médico o fisioterapeuta si aparece hematoma o moradura, o si persiste el dolor y la incapacidad de movimiento. El tratamiento incorrecto de estas lesiones tan habituales genera gran cantidad de recidivas que podrían ser evitadas con un abordaje adecuado del problema.

También es posible que una torcedura de tobillo no cause lesión alguna, siendo las estructuras de sostén y estabilidad de las articulaciones suficientemente capaces de responder a la torsión sufrida.

¿Cómo puedo prevenir las torceduras y esguinces?

La propiocepción es la capacidad del cuerpo humano de detectar su posición en el espacio, a través de los estímulos que genera el movimiento del sistema musculoesquelético. Esta capacidad nos da información sobre nuestra postura y nos permite mantener y controlar nuestro equilibrio y movimiento corporal de forma automática. Una de las formas más útiles de prevenir los esguinces y torceduras de tobillo es mediante el entrenamiento con ejercicios de propiocepción, que ayudarán a mantener estables nuestras articulaciones.

Existen varias maneras de trabajar la propiocepción:

  • Eliminando el sentido de la vista a la hora de realizar los ejercicios centraremos toda nuestra atención en nuestra postura y movimiento corporal, agudizando la respuesta automática de equilibrio. Si la estabilidad de entrada es escasa, se trabajará eliminando estímulos visuales de forma progresiva, primero mirándose en un espejo al realizar los ejercicios, luego sin espejo y finalmente con ojos vendados.
  • Trabajando en superficies irregulares, como sobre arena blanda, colchonetas, plataformas de equilibrio o balones, obligaremos al cuerpo a permanecer más atento a las inestabilidades sufridas.
  • Disminuir la base de apoyo durante los ejercicios, también de forma progresiva, para solicitar mayor atención en articulaciones concretas. Por ejemplo, trabajaremos primero haciendo sentadillas sobre ambos pies, luego sentadillas de puntillas sobre ambos pies y sobre un pie, y finalmente sentadillas de puntillas sobre un pie.

Ejemplos de ejercicios propioceptivos para prevenir toceduras de tobillo:

Ejercicios - torcedura de tobillo

Los ejercicios de propiocepción son muy recomendables para la prevención de torceduras y esguinces, y también forman parte de los programas de rehabilitación cuando ya se han producido. Es importante que estén prescritos, y preferiblemente supervisados, por un entrenador personal o fisioterapeuta, que adapte la rutina de ejercicios a tu condición física actual.

También podemos fortalecer de forma analítica o a través de algún deporte la musculatura estabilizadora del tobillo, e incluso evitar elementos peligrosos en el entorno como escaleras o alfombras.

¿Qué debo hacer si he sufrido una torcedura de tobillo?

Si el traspiés ha sido leve y tan solo sentimos una ligera molestia o hinchazón, bastará con reposo relativo de la actividad que lo ha causado o pueda propiciar la marcha antiálgica, una tobillera que ejerza compresión en la zona del edema y elevar la pierna cuando permanezcamos sentados.

Es importante evitar la inmovilización, por lo que debemos realizar movimientos libres como círculos con el pié o lateralizaciones, y realizar ejercicios de marcha o carga de forma progresiva en la medida en que el dolor nos lo permita.

Existen muchos estudios actuales que recomiendan no usar hielo durante el tratamiento como se venía haciendo hasta ahora, ya que, si bien es cierto que puede ayudarnos a reducir el edema, también dificultará el proceso fisiológico de recuperación de los tejidos. En este caso podemos ayudarnos mejor de cremas reparadoras aplicadas con ligeros masajes drenantes.

Si, por el contrario, la torcedura ha causado una lesión de mayor gravedad en la que aparece moradura, o la incapacidad funcional es importante, debemos acudir al médico para que valore la situación, descarte fisuras o fracturas y nos paute el tratamiento adecuado.

Un esguince de tobillo mal curado puede causar recaídas en el futuro y complicaciones mayores, tu fisioterapeuta de confianza te puede ayudar con una recuperación adaptada, progresiva y eficaz. Y recuerda que el mejor tratamiento es una buena prevención.

 

Paula Aranda – Fisioterapeuta
N.º COLEGIADA 2385

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes consultar aquí nuestras Condiciones de Uso y Política de Privacidad

¿Quién es el responsable del tratamiento de los datos que nos proporcionas?

La entidad legal que recaba y trata tus datos como responsable del tratamiento es Almirall, S.A. Puedes encontrar más información sobre nosotros en https://www.almirall.es/es/.

¿Qué tipo de datos personales tratamos?

Tratamos los datos personales que nos proporciones durante el proceso de registro y también otra información personal que recabamos del uso de la plataforma, desde el punto de vista técnico, y también a través de las cookies.

¿Para qué finalidades tratamos tus datos?

Utilizaremos tus datos para facilitarte el uso de Calmatel.com y proporcionarte los servicios contenidos en esta plataforma (incluyendo comunicaciones electrónicas como por ejemplo nuestra newsletter que destaca los contenidos de Calmatel.com; (ii) mantenerte al día de otras novedades, actividades, productos y servicios de Almirall que pueda resultar de tu interés, a través de cualquier canal y, en su caso (iii) proporcionarte los contenidos y descargas que sean de tu interés.

¿Qué base legal nos legitima a tratar tus datos?

Nuestra legitimidad se basa en tu consentimiento específico y nuestro interés legítimo.

¿Durante cuánto tiempo vamos a guardar tus datos personales?

Tus datos personales serán almacenados y tratados hasta la más cercana de las siguientes fechas: la fecha en que nos solicites borrar tus datos y cancelar tu cuenta o bien hasta la fecha en la que Almirall deba cumplir con cualquier ley que resulte de aplicación en relación con el servicio prestado a través de Calmatel.com.

¿Vamos a compartir tus datos?

Tus datos no se compartirán con terceros que no sean los proveedores que nos ayudan a proporcionarte el uso de este Site.

¿Cuáles son tus derechos como interesado y cómo puedes ejercerlos?

El ejercicio de los derechos que previstos en el Reglamento General de Protección de Datos y demás legislación local aplicable será de aplicación de conformidad con las particularidades técnicas y organizativas del tratamiento de datos correspondiente.

Información adicional

Para más información, relacionada con la Privacidad y la Protección de Datos, clica aquí.

Indica tus datos para acceder a estos consejos y herramientas:

O mediante tu cuenta de facebook: