logo calmatel
sedentarismo
Deporte y salud

Sedentarismo: el enemigo de tu salud

28 diciembre 2020

Cuando nos referimos al sedentarismo estamos hablando de personas que no integran en su vida la actividad física, cuyas costumbres son muy tranquilas y no requieren un gasto energético elevado. Según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente el 60% de la población mundial no realiza suficiente actividad física, siendo un hecho altamente preocupante para la salud por ser considerado un factor de riesgo de mortalidad debido a su asociación con enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes mellitus, hipertensión, enfermedades cardiovasculares…

¿Qué efectos tiene el sedentarismo sobre la salud?

Expertos de referencia a nivel mundial inciden en la importancia de mantenerse activos para alcanzar un adecuado estado de bienestar, reduciendo así la incidencia de mortalidad dependiente del sedentarismo. Y cabe destacar la importancia de integrar hábitos de vida saludables desde la infancia, ya que es una época determinante para la integración de patrones conductuales. El sedentarismo está relacionado con enfermedades como la diabetes, hipertensión, osteoporosis o cáncer.

También favorece el envejecimiento prematuro a nivel musculoesquelético, derivando en problemas como la osteopenia, la osteoporosis, las contracturas y el aumento de dolor localizado o generalizado como las lumbalgias. Una de las consecuencias más habituales hoy en día es el sobrepeso o la obesidad, ya que el gasto energético en estas personas suele ser inferior a la ingesta calórica al alimentarse. Esto incrementa su peso por encima de lo recomendado, especialmente en forma de grasa visceral, muy perjudicial para la salud.

Algunos estudios también concluyen que el sedentarismo repercute de forma directa sobre la calidad del sueño y el estado psicológico y emocional de las personas.

En las mujeres su efecto se ve aumentado a partir de la menopausia.

¿Qué beneficios aporta la práctica regular de actividad física?

  • La práctica de actividad física produce una serie de sustancias químicas en nuestro organismo, como las endorfinas, que previenen la depresión, y aumentan la sensación de felicidad, mejorando nuestro estado de ánimo.
  • Tanto a nivel orgánico como cognitivo, la práctica regular de algún deporte favorece la disminución del estrés y la ansiedad.
  • Incide positivamente en los procesos de aprendizaje y memoria, favoreciendo a su vez la conducta social y la neurogénesis.
  • La salud musculoesquelética, la disminución del estrés y la ansiedad, y el balance energético de la práctica deportiva regular, contribuyen a mejorar la calidad del organismo y del sueño.
  • Mejora las relaciones sociales y la autoestima.

Es fundamental que la práctica de actividad física sea regular y adaptada a nuestras circunstancias y características personales. Los niños, los adultos, las mujeres postmenopáusicas, los deportistas de élite o los ancianos no tienen los mismos requerimientos ni capacidades, pero todos deben integrar en su vida el movimiento como herramienta para alcanzar un estado de bienestar.

¿Cómo puedo prevenir el sedentarismo o reducir su impacto?

Mantener una vida activa es fundamental para prevenir los efectos del sedentarismo y sus beneficios son ampliamente descritos por los expertos.

Los expertos recomiendan realizar actividad física al menos 60 minutos al día, de intensidad moderada o intensa para niños y adolescentes, mientras que para los adultos la recomendación es de 150 minutos semanales de actividad moderada.

Existen diferentes maneras de mantenernos activos:

  • Deporte: podemos practicar alguno de los diferentes deportes reglados, ya sea de forma individual o en equipo, como baloncesto, fútbol, pádel, voleibol, etc.
  • Ejercicio: también podemos realizar rutinas de ejercicio cuyos objetivos son más específicos, como mejorar el rendimiento cardiovascular, la fuerza o la resistencia muscular, el equilibrio, la elasticidad, etc. Estas rutinas pueden realizarse de forma autónoma e individual, o incluirse en clases colectivas dirigidas por un profesional especializado. En este apartado incluimos las actividades propias de los gimnasios, el trabajo autónomo en casa o las practicadas en exteriores.
  • Dinámicas de movimiento integradas en la vida diaria: una estupenda manera de vencer el sedentarismo y aumentar nuestra actividad física a lo largo del día es integrar el movimiento en nuestros hábitos diarios. Por ejemplo, subiendo por las escaleras en vez de coger el ascensor, o desplazarnos andando en los trayectos cortos y medios. Es importante mencionar la necesidad de realizar de forma adecuada las diferentes propuestas a nuestro alcance, ya que una mala técnica o un exceso de intensidad pueden aumentar el riesgo de lesión.

Y si nuestras rutinas de ejercicio no son motivantes, lo más posible es que dejemos de realizarlas, perdiendo así el beneficio que crean los hábitos saludables.

La actividad física regular deberá ir asociada a una alimentación completa y equilibrada, y a una vida interior y social activa, siendo estos los tres ejes fundamentales para asegurar un buen estado de salud integral.

Si necesitas ayuda para desarrollar rutinas saludables puedes consultar con especialistas como médicos, fisioterapeutas, entrenadores, nutricionistas o psicólogos, que te darán recomendaciones adaptadas a tus características personales.

Paula Aranda – Fisioterapeuta

Nº COLEGIADA 2385

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes consultar aquí nuestras Condiciones de Uso y Política de Privacidad

¿Quién es el responsable del tratamiento de los datos que nos proporcionas?

La entidad legal que recaba y trata tus datos como responsable del tratamiento es Almirall, S.A. Puedes encontrar más información sobre nosotros en https://www.almirall.es/es/.

¿Qué tipo de datos personales tratamos?

Tratamos los datos personales que nos proporciones durante el proceso de registro y también otra información personal que recabamos del uso de la plataforma, desde el punto de vista técnico, y también a través de las cookies.

¿Para qué finalidades tratamos tus datos?

Utilizaremos tus datos para facilitarte el uso de Calmatel.com y proporcionarte los servicios contenidos en esta plataforma (incluyendo comunicaciones electrónicas como por ejemplo nuestra newsletter que destaca los contenidos de Calmatel.com; (ii) mantenerte al día de otras novedades, actividades, productos y servicios de Almirall que pueda resultar de tu interés, a través de cualquier canal y, en su caso (iii) proporcionarte los contenidos y descargas que sean de tu interés.

¿Qué base legal nos legitima a tratar tus datos?

Nuestra legitimidad se basa en tu consentimiento específico y nuestro interés legítimo.

¿Durante cuánto tiempo vamos a guardar tus datos personales?

Tus datos personales serán almacenados y tratados hasta la más cercana de las siguientes fechas: la fecha en que nos solicites borrar tus datos y cancelar tu cuenta o bien hasta la fecha en la que Almirall deba cumplir con cualquier ley que resulte de aplicación en relación con el servicio prestado a través de Calmatel.com.

¿Vamos a compartir tus datos?

Tus datos no se compartirán con terceros que no sean los proveedores que nos ayudan a proporcionarte el uso de este Site.

¿Cuáles son tus derechos como interesado y cómo puedes ejercerlos?

El ejercicio de los derechos que previstos en el Reglamento General de Protección de Datos y demás legislación local aplicable será de aplicación de conformidad con las particularidades técnicas y organizativas del tratamiento de datos correspondiente.

Información adicional

Para más información, relacionada con la Privacidad y la Protección de Datos, clica aquí.

Indica tus datos para acceder a estos consejos y herramientas:

O mediante tu cuenta de facebook: