logo calmatel
Caídas-en-personas-mayores
Vida saludable

Caídas en personas mayores: prevención y tratamiento

25 febrero 2020

La OMS define las caídas cómo “acontecimientos involuntarios que hacen perder el equilibrio y dar con el cuerpo en tierra u otra superficie firme que lo detenga”.

Causas de las caídas en personas mayores

  • Causas intrínsecas: se refieren a las que dependen del estado funcional de la persona. Existe una disminución de los reflejos relacionada con la edad, además de trastornos propios de la vejez (enfermedad de Parkinson, alteraciones visuales, artrosis, etc.) o efectos adversos de fármacos, entre otras causas.
  • Causas extrínsecas: son las relacionados con el ambiente, haciendo que se requiera un buen control del movimiento y reflejos rápidos. Influyen en el riesgo los entornos no familiares, la dificultad de acceso a la bañera, un suelo resbaladizo, el empleo de escaleras, etc.

Consecuencias de una caída

La mayoría de las caídas en ancianos provocan alguna lesión, siendo normalmente contusiones de poca gravedad. Aun así, no es extraño que tras una caída se fracture algún hueso como el húmero, la pelvis o la cadera. También pueden producirse heridas importantes con mucho sangrado, teniendo en cuenta que muchos ancianos siguen tratamientos anticoagulantes.

Por su dificultad para levantarse tras la precipitación y sabiendo que gran parte de las personas mayores viven solas, puede ocurrir que permanezcan muchas horas, incluso días, tirados en el suelo. Esto puede desencadenar complicaciones como neumonía, deshidratación o hipotermia.

Las caídas que terminan en fracturas de cadera son muy complicadas, porque la calidad de vida de la persona se ve reducida por la dificultad al andar y el aumento del riesgo de caídas de repetición.

Tratamiento para caídas de ancianos

Se recomienda que ante la caída de una persona mayor que se consulte con un médico para hacer una exploración exhaustiva. Es importante evaluar la causa y sus posibles consecuencias.

Ante una caída leve que no presente mas complicaciones que una contusión o contractura, podemos aplicar frío inmediatamente con el objetivo de aliviar el dolor y evitar la inflamación o hematoma. Para reducir el malestar de la contusión, esguinces o contracturas, se recomienda realizar masajes suaves, y en caso necesario aplicar antiinflamatorios tópicos.

Cómo prevenir las caídas en personas mayores

Cuidados generales. Un buen estado físico y mental de la persona es el mejor factor protector ante las caídas. Para ello, es necesario llevar una dieta saludable y adecuada, revisar la vista cada año y que su doctor revise aquella medicación que pueda causar vértigos o hipotensión. Si la persona tiene problemas de estabilidad, el uso de un andador o una muleta puede ayudar a aumentar la base de apoyo.

  • Buena iluminación. Podemos colocar luces nocturnas en sitios estratégicos, como el dormitorio, baño, cocina o cualquier habitación que la persona frecuente por la noche.
  • Calzado correcto. Las chanclas o sandalias son calzados que fácilmente pueden provocar tropiezos por lo que es preferible que para caminar por el domicilio se utilicen zapatillas con sujeción completa. Para el calzado cotidiano de calle se recomienda un zapato cerrado que sea cómodo, con poco tacón y suela antideslizante.
  • Espacios adaptados. Las diferentes partes de la casa deben estar acondicionadas para que la persona pueda llevar una vida independiente y funcional, en la medida de sus posibilidades:
    1. Instalar barandillas en el cuarto de baño junto al aseo y bañera como ayuda para levantarse o como soporte por sí se resbala.
    2. Se recomienda sustituir la bañera por una ducha para facilitar el acceso.
    3. Si se tiene escaleras en casa se recomienda colocar una barandilla funcional.
    4. No se recomienda el uso de alfombras por la facilidad que tienen de provocar deslizamientos o tropiezos.
    5. Los objetos de uso cotidiano deben estar a una altura accesible para la persona, sin que tenga que agacharse o estirarse para cogerlos.
    6. Mantener la casa ordenada, sin obstáculos de por medio
  • Ejercicios de prevención de complicaciones. También es interesante enseñar los pasos para actuar si la persona cae y no puede levantarse sola, cómo girar el cuerpo hasta colocarse boca abajo y gatear hasta un apoyo firme con el que poder levantarse. Las caídas pueden ser problemas muy graves para cualquier persona que viva sola, pero el riesgo aumenta si es un anciano el que la sufre. La instalación de un sistema de teleasistencia que conecte directamente con los servicios de emergencias es muy útil para poder socorrerle cuando sea necesario.

Paula Aranda – Fisioterapeuta
N.º COLEGIADA 2385